Actividades: Los datos de las cárceles madrileñas
Inmigración

Los datos de las cárceles madrileñas confirman el binomio delincuencia-inmigración.
Manuel Leal
 
Hacinamiento y sobreocupación de hasta un 247%.
 
La Comunidad de Madrid ha superado el listón de los 10.000 presos. Para albergarlos cuenta solo con 5.700 plazas, lo que conlleva una peligrosa situación de hacinamiento. Actualmente la tasa media de lo que la Administración denomina eufemísticamente “sobreocupación” es del 173%. El record lo tiene la conocida prisión de Alcalá Meco, con un nivel del 247%.



La inmigración aporta el 83% de los ingresos de la última década.
 
Esta saturación se debe al espectacular incremento de encarcelamientos de delincuentes extranjeros. En la última década han protagonizado el 83% de los ingresos de la región, frente al 17% las altas de españoles. La diferencia con los presos nacionales es tan desproporcionada, que mientras en el año 2007 la población reclusa española disminuyó en 333 internos, el censo de extranjeros aumentó en 445 delincuentes.
 
Los datos que confirman el binomio delincuencia-inmigración son múltiples. El centro penitenciario de Soto del Real, principal receptor de internos preventivos de los juzgados de la región, cuenta con una población extranjera cercana al 70%. También confirma el hecho, las cifras de delictividad de las mujeres inmigrantes. Seis de cada diez presas son extranjeras.
 
Los informes policiales de la región confirman la tendencia en prisiones. La Policía detuvo en 2007 en Madrid a 216 violadores, de los que el 71% eran extranjeros. El porcentaje de las víctimas es inverso, siendo las mayores damnificadas las mujeres españolas que padecen más del 60% de las agresiones.
 
100 nacionalidades, bandas y colapso.
 
En los centros conviven más de 100 nacionalidades. Los funcionarios han de solicitar a los internos que hablan español, que sirvan de intérpretes de otros presos para poder comunicarse con otros internos. En la vida entre rejas el fenómeno de la constitución de grupos de presión no es nuevo. Pero la extrema de la actual población en costumbres, cultura e idioma está dando origen al auge del fenómeno y a la proliferación de bandas muy diferenciadas, enfrentadas entre ellas y altamente violentas.
 
Ninguna mejora a la vista.
 
El crecimiento de la población no se acompaña de la dotación necesaria de recursos ni humanos ni materiales. El plan del Gobierno de infraestructuras penitenciarias para el periodo 2005 – 2012 no recoge la construcción de ningún nuevo centro en la región que descongestione los actuales.
 
De seguir así las cosas en poco tiempo en las cárceles madrileñas se consolidara un panorama de colapso, violencia e inestabilidad.  Es un despropósito equiparar a todos los inmigrantes con delincuentes. Pero es un despropósito aun mayor obviar que el tsunami migratorio trae consigo un espectacular aumento del delito y de los problemas de convivencia. No se puede responder a una realidad de estas características ocultando o minimizando el problema, porqué la próxima vez que volviéramos a escuchar  aquella pregunta de; ¿Qué ocurriría si mañana regresaran a casa todos los inmigrantes?, alguien podría estar tentado a responder que el efecto inmediato sería la reducción de un 83% de los delitos comunes y un 70% de las violaciones.
 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Inmigración


Noticia más leída sobre Inmigración:
Campaña en los barrios

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.093 segundos