Actividades: Manuel Leal, pide a la Comunidad de Madrid igualdad de trato para las casas regi
Economía

Manuel Leal, después de reunirse con representantes de casi un centenar de Casas Regionales en Madrid, pide a la Comunidad de Madrid igualdad de trato y la misma ayuda económica que se da a las nuevas casas regionales para extranjeros, para las casas regionales españolas.

Madrid Habitable entiende que la aportación de 3.8 millones de euros que la Comunidad de Madrid ha concedido para la implantación de nueve casas regionales para extranjeros, supone una grave discriminación y un agravio comparativo para el resto de casas regionales existentes en Madrid, que no reciben ninguna ayuda significativa de la Comunidad Autónoma. Este agravio es mayor si tenemos en cuenta la amplia labor social y de integración territorial que las casas regionales llevan realizando desde hace casi 100 años. Por ello pedimos igual trato y la misma financiación para todas las casas regionales.La iniciativa cuenta con el apoyo de un numeroso grupo de casas regionales de Madrid.



 
En la Comunidad de Madrid existen mas de 40 casas regionales, algunas de ellas se encuentran en grave riesgo de desaparición. Las casas regionales llevan más de 100 años aportando a todos los madrileños una impagable labor de integración e interacción territorial, asistencia, conservación y divulgación de la cultura.
 
Las casas son mucho más que un punto de encuentro de desplazados. Actualmente desarrollan una imprescindible labor social que abarca actividades desde la atención a jóvenes y mayores, hasta el apoyo administrativo, la orientación social o la promoción mercantil. La realización de cursos económicos, artesanales o de ocupación de tiempo libre, clases de danza, deportes, idiomas autóctonos, Internet o informática. El mantenimiento de grupos propios de teatro, arte o folclore. Servicios como publicaciones periódicas o edición de libros, creación de clubes de empresarios, premios artísticos, literarios o periodísticos.
 
Son elementos sociales dinámicos que intervienen positivamente en la consolidación y el desarrollo del tejido asociativo madrileño. Sin la cobertura de las casas hubiera sido impensable el desarrollo de muchas otras asociaciones  vecinales, de padres, educativas, deportivas o culturales que han crecido a su amparo.
 
Las casas regionales llevan años reclamando una mayor atención por parte de la Administración para continuar con esta gran obra social. Si su labor fue importante en el pasado lo es mucho más en este momento. Hoy, mientras las tensiones políticas entre Comunidades Autónomas provocan un grave déficit social, esta red aporta un espacio de encuentro imprescindible para el mutuo conocimiento, la cultura de la convivencia y la cohesión territorial que debiera ser objeto de una muy especial promoción y protección.
 
Recientemente el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado la inminente creación de los primeros nueve “centros de participación e integración de inmigrantes” (CEPI) que “seguirán el modelo de las casas regionales españolas”, según la Consejera de Inmigración.
 
Según los datos que aporta la comunidad, el presupuesto aprobado hasta 2007 es de 3.8 millones de euros (mas de 632 millones de pesetas), de lo que se deduce según los datos aportados por la Comunidad de Madrid, una aportación de 422.000 euros por cada nueva casa regional (mas de 70 millones de pesetas).
 
Esta noticia supone una grave discriminación y un evidente agravio comparativo para el resto de casas regionales existentes en la Comunidad, que en su mayoría llevan años sin recibir ninguna ayuda de importancia de su Administración.
 
En los últimos años la nueva legislación ha reducido las fuentes de ingresos que sostenían tradicionalmente a las casas. Hoy las casas regionales españolas mientras buscan nuevas fuentes de financiación se nutren principalmente de las reducidas cuotas de los socios y de la aportación desinteresada de tiempo, trabajo y recursos de miles de voluntarios, que mantienen una obra social que de otra manera costaría muchísimo más a las arcas públicas.
 
No entendemos porque nuestras casas, que son las de todos los españoles y las de todos los madrileños de cualquier origen que quieran acercarse a ellas, no merecen también el apoyo de la Administración. Si cabe con mayor motivo, ya que en nunca han solicitado un subsidio a fondo perdido, si no la participación en parte de la administración como contraprestación y continuidad de las actividades ya desarrolladas de unas asociaciones cuya utilidad pública hace años que está demostrada.
 
Es por ello que solicitamos para el resto de casas regionales ubicadas en la Comunidad de Madrid, al menos el mismo trato y el mismo apoyo económico que el otorgado a estas nuevas casas regionales para extranjeros.
 
Pero solo esto sería insuficiente. La importancia de las casas regionales en Madrid requiere un espacio de atención propio y permanente dentro de la Administración. Un espacio que se debe crear y desde el que iniciar una nueva etapa de colaboración, desde donde consensuar la creación de la infraestructura necesaria para la obtención de ingresos alternativos adecuados a las singularidades de las casas regionales, convenios de colaboración y fomento de actividades.
 
Manuel Leal
Coordinador de Madrid Habitable
 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Economía


Noticia más leída sobre Economía:
LA FUNCION SOCIAL DEL TRABAJO.

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.080 segundos