Artículos: El gobierno regalará la residencia a todos los imanes quieran venir a España
Islam

Los imanes musulmanes no necesitarán obtener autorización de trabajo para acceder a la residencia temporal en nuestro país, según establece el proyecto del Reglamento de Extranjería que se aprobará este mes. El artículo 68 recoge expresamente esta excepción -la única- cuando se refiere de forma genérica a los ministros religiosos o representantes de las diferentes iglesias y confesiones. Ni la polémica suscitada en los últimos meses a raíz del supuesto favoritismo hacia algunos cultos ni la vinculación de varios imanes con islamistas radicales del 11-M o de los atentados de Casablanca han hecho mella en el proyecto del Gobierno Zapatero.



Las condiciones que fija el citado artículo, en general, para obtener la residencia son que pertenezcan a una iglesia o confesión inscrita en el Registro de Entidades Religiosas de Justicia; que tengan la condición de ministros del culto o representantes de iglesias y confesiones, previa verificación de Justicia, con los estudios requeridos y según las normas propias y «que las actividades a desarrollar en España sean estrictamente religiosas (...) quedando expresamente excluidas las actividades retribuidas que no se realicen en este ámbito».

De espaldas a la realidad

«El Gobierno ha introducido una discriminación positiva hacia los imanes. El artículo ya estaba en el borrador de Reglamento que preparó el PP, pero sin hacer esas excepciones. Con la situación que estamos viviendo, no se puede ir más en contra de la realidad, es un despropósito», sostiene Ángeles Muñoz, portavoz de Inmigración del PP.

Las excepciones a esta autorización de trabajo para determinados extranjeros ya estaban previstas en la Ley de Extranjería, así como en la reforma que entró en vigor en diciembre del año pasado, aunque tampoco aquí se hacía ninguna distinción. De hecho, el acceso a este tipo de residencia temporal sin que se exija una autorización de trabajo recoge un abanico muy amplio de supuestos: investigadores y científicos, profesores, civiles y militares en acuerdos de cooperación, artistas, españoles de origen que hayan perdido la nacionalidad... Curiosamente, para casi todos éstos son más estrictas las garantías de cumplimiento que impone el desarrollo de la Ley.

La residencia temporal de la que se beneficiarán los imanes les permite permanecer en nuestro país por un periodo superior a noventa días e inferior a cinco años. Como se ha detallado, el artículo 68 prohíbe actividades retribuidas fuera de su ámbito a los religiosos o representantes de cualquier confesión que accedan a esta residencia temporal, una condición difícil de cumplir dado que la mayoría no recibe un salario por sus servicios y precisan otros modos de ganar el sustento.

Transcurridos cinco años de residencia legal y continuada, los imanes, igual que el resto de extranjeros que cumplan este requisito, tendrán derecho a obtener una residencia permanente. Hasta el momento, ninguno de los interlocutores del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, responsable del proyecto de Extranjería, ha criticado la singularidad recogida en un borrador que en pocos días será aprobado por el Consejo de Ministros.

El Ministerio del Interior tampoco ha reaccionado, pese a que su titular, José Antonio Alonso, recién nombrado, consideró necesaria una ley para controlar a los imanes de las pequeñas mezquitas, así como la creación de un registro de actividades religiosas con el fin de evitar focos integristas islámicos. La propuesta levantó tales críticas, incluidas las del PP, que murió de olvido.

Los responsables de Inmigración han obviado el propósito inicial de Interior y algunas actuaciones policiales y judiciales llevadas a cabo posteriormente. Cuatro imanes que han dirigido el culto en mezquitas españolas han sido detenidos en los últimos meses por su presunta relación con detenidos del 11-M o de los atentados de Casablanca, en unos casos, o por su vinculación con células concretas, como el imán de Mataró, arrestado hace unos días. Otros islamistas han estado a disposición judicial por sus vínculos con algunos de los anteriores. No obstante, es obvio que la gran mayoría de personas que dirigen el rezo de los musulmanes en España no se han visto involucrados en ningún tipo de actividad delictiva o terrorista. Mención aparte merece el imán de Fuengirola, Mohamed Kamal Mustafa, que ingresó en prisión la semana pasada tras ser condenado a 15 meses de cárcel por incitar a la violencia contra las mujeres.

 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Islam


Noticia más leída sobre Islam:
Minuto Digital entrevista a Manuel Leal sobre la inmigración musulmana

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Temass Asociados

Inmigración

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.122 segundos