Actividades: Desastre la campaña citrícola en la Comunidad Valenciana.
CALENCIA
IH denuncia el desastre de la campaña citrícola en la Comunidad Valenciana.
 
La que conocida como “la peor de la historia”. José Bataller conocedor del sector y afiliado de IH en esa comunidad, desgrana los factores desencadenantes; la desidia de las administraciones autonómica y estatal, estancamiento de precios, aumento de costes y desplome de los mercados. En plena crisis económica sus consecuencias afectan a miles de familias. En el informe se recogen los detalles de problemas como los reducidos salarios, las ineficaces medidas de las administraciones o los miles de inmigrantes que sin trabajo, deambulan “buscándose la vida”


 La peor campaña de la historia.
 
Hace dos años, la campaña citrícola fue clasificada “como la peor de la historia”. Aunque los precios se derrumbaron, al menos se dió salida a la producción. No se ganó mucho pero se recuperó la inversión necesaria para cultivar la naranja. Este año se está superando a la “peor campaña de la historia” que batirá todos los récords en desplome de mercados, bajos precios y poca salida del producto. Son muchos los que dan la campaña por perdida, e intentan salvar los pocos trastos que pueden.
 
Diversos factores han propiciado este desastre. Desde la desidia de los gobiernos, tanto el Central (que ha negado la crisis citrícola) como el Autonómico (que apenas hace nada por resolver el problema), hasta la crisis mundial que estamos padeciendo.
 
Repercusiones económicas.
 
La crisis de este producto que puede tener gravísimas repercusiones, no sólo en la Comunidad Valenciana, sino en el resto de España. La cosecha de cítricos genera sólo en la Comunidad Valenciana un movimiento económico de 5.000 millones de euros. Este caudal se reparte en 1,5 millones de familias que viven directa o indirectamente, de la naranja. De estos 5.000 millones sólo el 10% va a parar directamente a los agricultores, el 90% restante se lo reparten todos aquellos que rodean la huerta valenciana: fabricantes de envases o transportistas entre otros.  Esta temporada tiene especiales consecuencias sobre las personas. Son multitud los que al verse abocados al paro, miran el campo como una salida.
 
La inmigración, un problema añadido.
 
Muchos son emigrantes que se han quedado sin trabajo por reducciones de plantilla, tanto en la construcción como en la industria. No por ser extranjeros, sino porque al primar la experiencia, el último que entra en una empresa siempre es el primero en salir en caso de dificultades.
 
Los inmigrantes no conocen la cultura que rodea la recogida de la naranja. No entienden que igual que el temporero español, tengan que ser ellos los que paguen su Seguro Agrónomo (80,44 € mensuales) y sus herramientas (alicates entre 15 y 30 €, capazo 6€, esponja 0.75 €; guantes, 3-6 €), así como el transporte al campo (3-4 € diarios). También tienen que poner la ropa o comida. Al no haber realizado nunca este trabajo deben ser educados para realizarlo satisfactoriamente, lo que encarece el producto.
 
Jornales por debajo de mínimos.
 
Hoy por hoy los jornales del campo son de esclavitud. En la recogida de la naranja se trabaja a destajo, con precios que van del 1,80 € en la mandarina al 0.70 en la naranja, pomelos y limones por cajón de 20 kilos. Una persona, con experiencia, puede llegar a recoger 50 cajones de naranjas al día y muchos días son menos. Depende del rocío, lluvias, las características del campo y la misma fruta.
 
Son muchos los que han renunciado al paro donde recibían entre 500 y 600 € para ganar 400 trabajando domingos inclusive. Un recolector sin experiencia, apenas llega a los 30 cajones diarios.
 
Un panorama global desolador.
 
A esto se le suma el desplome de los precios, el estancamiento de los mercados y el encarecimiento del transporte. Los pedidos llegan con desesperante lentitud, y la fruta se acumula en las cámaras frigoríficas o colgando del árbol. Los costes se multiplican hasta en el caso del incremento de controladores, pues las grandes superficies comerciales han subido el listón de la calidad del producto. Es desolador pasearse por los grandes naranjales viendo como miles de toneladas de fruta se están echando a perder.
 
Gobiernos incapaces.
 
Ante esta situación, el Gobierno Central se ha limitado a negar la crisis y no hacer nada al respecto. En cuanto al Gobierno Autonómico sólo propone medidas conocidas por todos como abrir nuevos mercados, generalmente asiáticos, consolidar los mercados de Rusia y EEUU o promocionar el zumo de clementina.  Medidas más de cara a la galería que efectivas.
 
 Miles de temporeros extranjeros deambulan “buscándose la vida”
 
Y mientras tanto, las gentes siguen llegando buscando trabajo. Los temporeros que fueron a Andalucía a la campaña de la aceituna no encuentran trabajo. Las cuadrillas tienen demasiado personal y viajan a Valencia para recoger naranja. Casi todos estos temporeros son magrebíes y subsaharianos; en Valencia no encuentran apenas trabajo. Las cuadrillas de recolectores ya están formadas. Si por casualidad encuentran trabajo, está muy mal pagado y casi siempre se encuentra dentro de la economía sumergida. Muchos deambulan por las calles, esperando a que pare una furgoneta y les ofrezca un día de labor.
 
Anuncio de movilizaciones.      
 
Ante esta situación, suenan tambores de guerra. Se preparar movilizaciones y huelgas. El Gobierno Central ya ha dicho que no entiende por qué se protesta, pues la crisis citrícola para ellos no existe. El Gobierno Autonómico no fomenta dichas protestas, pero no hace nada por impedirlas.
 
La realidad es que ya da igual que se proteste, que se hagan huelgas,  o manifestaciones. Sin una voluntad política decidida, el desastre ya está servido.
 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de CALENCIA


Noticia más leída sobre CALENCIA:
Desastre la campaña citrícola en la Comunidad Valenciana.

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.107 segundos