LAS MUJERES DEBERÍAN SABER CUÁL ES SU SITIO
Islam    

Traducción para IH. The Brussels Journal 2007

LAS MUJERES DEBERÍAN SABER CUÁL ES SU SITIO

“Las mujeres no son aceptadas por la comunidad musulmana,” afirma Mohammed. “Así que es mejor que las mujeres no hagan este trabajo.” Mohammed es mi colega en mi trabajo como asistente social en el barrio de inmigrantes de Amberes. Me mira con cara de pocos amigos. “Las cosas son como son, y por ello prefieron no trabajar con mujeres, que sencillamente son vagas.” Se está quejando sobre otra colega, una mujer flamenco que es su jefa.


    No quiere hablar sobre la falta absoluta de companerismo y la actitud negative de sus colegas marroquíes. Su problema es Mohammed. No quiere trabajar con ella. Se fue en medio de una conversación con ella y fue a rezar a la sala de reuniones, pidiendo a Allah que le dé fuerzas en su discusión con una mujer. Su colega femenina esta perpleja.

Por supuesto ella informó de su conflicto con Mohammed, y sus rezos en la sala de reuniones, a la dirección. Sí, es molesto, pero ? Qué más da? El problema fue tratado por la dirección, quien llegó a una conclusion más bien sorprendente. No es Mohammed, sino su colega femenina, quien se ha pasado. Ha amenazado a Mohammed y ha provocado la agresión.

? Cómo? Cuestionando sus actos. Sí, es lo que Mohammed ha dicho. Para la dirección al menos. La colega femenina se quedó de piedra. ! No pesa ni la mitad que Mohammed, estaría loca si provocase a alguien que la podría borrar del mapa, Mohammed es boxeador, no está tan loca ! Se siente impotente.

Su queja sobre la conducta de Mohammed no se tomó en serio en ninguna parte. Debería haberlo sido, puesto que Mohammed discrimina a las mujeres en el lugar de trabajo, está acusado por colegas de intimidación y acoso sexual, y sobre todo no ofrece ayuda a una colega que está siendo atacada por un grupo. Todo porque las mujeres no deberían hacer este trabajo, como es inaceptable para Mohammed y su gente, debemos aceptarlo y no se hable más.

Nadie se enfrenta a Mohammed sobre su extremadamente errónea actitud hacia las mujeres. Peor aún: las autoridades de Amberes asumen que proporcionando empleo a Mohammed tienen mejor acceso a ciertos grupos. De hecho, el efecto es el contrario. Mohammed apoya a los suyos, comparte sus actitudes y no cree que debería actura de forma diferente.

Como nadie tiene el valor de hablarle a Mohammed sobre una conducta que no sería aceptada en otro funcionario, no hacemos progresos. La polarización y segregación aumentan y con un sistema social que emplea a miles de trabajadores socials somos incapaces de conseguir un cambio de actitud, una actitud que respeta a todo el mundo, con independencia de su origen, género o creencias.

 

 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Islam


Noticia más leída sobre Islam:
Minuto Digital entrevista a Manuel Leal sobre la inmigración musulmana

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.222 segundos