Actividades: EL SECTOR PORCINO Y EL FUTURO DE SEGOVIA
Economía

Alberto Grasa, portavoz de Iniciativa Habitable defiende el futuro de Segovia en diversos medios de comunicación.

Os ofrecemos uno de los artículos de Alberto Grasa recogido por El Adelantado de Segovia que resume el debate público que Alberto está manteniendo, sobre produccion alternativa en Segovia. De este debate se han hecho eco diversos medios de comunicación. Nuestro portavoz ha sido objeto de entrevistas y artículos en los medios de comunicación, entre los que destaca el seguimiento realizado por el Adelantado o las diversas entrevistas concedidas a la Cadena Ser.

 



Durante los últimos quince o veinte años el despliegue económico de la región central de Segovia ha ido a caballo de las explotaciones porcinas, aprovechando la demanda que había de la carne de cerdo, ya que se pasó de un consumo de 20 a 25 kg. por habitante y año en los ochenta a los 40 a 45 que tenemos hoy; fue una gran oportunidad que muchos supieron aprovechar; pero no hay negocio que eternamente sea rentable ni consumos de que suban hasta el infinito, y desde hace unos pocos años España ha alcanzado su máxima demanda. No cabe pensar en la exportación con la coyuntura actual, cuando tenemos en la U.E. a países del Este que pueden producir a la mitad de precio que nosotros ( y donde están empezando a invertir empresarios del porcino holandeses y alemanes ) y cuyas fronteras lindan con las grandes aglomeraciones humanas del norte de Europa.
 
Hoy se impone la búsqueda de producciones alternativas, al igual que nuestros antepasados cambiaron yeros, almortas y algarrobas por cereales; machos y burros por tractores; y granjas de todo tipo de animales por explotaciones porcinas. Aparte del recurrente turismo rural, que no ha de ser base de la economía aunque sí uno de sus apoyos, quizás haya un futuro en la rehabilitación de casas de pueblo, cuando la sociedad en general está harta de chalets y urbanizaciones masificadas; también puede que los nuevos cultivos de oleaginosas para la producción de combustibles sea otra alternativa; desde luego la plantación de bosque para maderas de calidad, es decir, para muebles, no celulosa, de la que España es deficitaria, tendrá un excelente futuro en nuestra provincia. Pero de lo que podemos estar seguros es de una cosa: las grandes luchas, de todo tipo, en los próximos años, van a ser por el agua, y no habrá zonas más mimadas económicamente que aquellas con un medio ambiente sano capaces de abastecer de agua de calidad a las zonas urbanas, hortícolas, etc. y es aquí donde falla la planificación en Segovia.
 
La zona de Turégano; reconocida en varios organismos regionales, nacionales y hasta europeos, como de las más contaminadas del continente debido a la exagerada concentración de explotaciones porcinas, con pueblos que han de ser abastecidos con agua del exterior a pesar de asentarse sobre arroyos y acuíferos; sigue empeñada en machacar su posible futuro con más granjas de cerdos. En Otones de Benjumea, a siete kilómetros de Turégano, con una densidad porcina de las más altas de España ( se estiman nueve a diez animales por hectárea, o también unos 18.000 cerdos en un pueblo de 70 habitantes ), sin agua en verano como para abastecer a nadie más de lo que hay, se está empezando a construir una gigantesca explotación para 5.000 cabezas, pero esta vez van a rizar el rizo, y me explico: al no haber suelo que pueda acumular todos los purines que se producirán se indica en el Informe de Impacto Ambiental que se llevarán a la depuradora de Turégano, cuando resulta que ésta está saturada, y no creo que ningún grupo de ganaderos vaya a ceder su cuota al nuevo promotor; pues bien, ese estiercol va a caer sin remedio ( Dios o el Seprona lo serían ) al suelo del entorno de la explotación, que el promotor ya ha comprado, y éste suelo es de la caliza más porosa que pueda existir, teniendo justo debajo uno de los principales brazos que alimentan el acuífero denominado Los Arenales – Segovia, con dos efectos inmediatos, primero: aumento de la contaminación ya existente por nitratos, empezando por Otones y siguiendo toda la región, seguido del arsénico, saludable producto del que se llenan los acuíferos cuando baja su nivel, al desprenderse de la piedra donde está fijado cuando baja el nivel del agua, y teniendo en cuenta que es éste un brazo del acuífero muchísimo más pequeño que la gran balsa del acuífero central, con un consumo medio diario en verano de 200.000 litros el sondeo de la nueva explotación, no tardará más de un año en demostrar sus efectos; segundo: del sondeo de la nueva granja al de Otones no hay más que kilómetro y medio, comparten el brazo del acuífero, y el exagerado consumo del primero hará bajar el nivel del segundo, cuando es un agua que se bombea para Otones, Torreiglesias, La Cuesta, etc.
 
Pero lo mejor viene ahora... casi todos conocemos el río Pirón, nace en invierno en la sierra hacia el Malangosto y muere en el Cega cerca de Iscar, gracias a las extracciones aguas arriba, durante los cuatro meses de estío su nacimiento real se localiza en la fuente de Covatillas, gran parte de cuyo caudal podría ser llevado por una impulsión a Torreiglesias si finalmente se aprueba el correspondiente proyecto, quedando un caudal ecológico mínimo que se enriquecerá con las aguas del río Fresneda, que nace en Otones... a 600 metros de la futura explotación, la cual, se ubica en unas parcelas lindantes con uno de los arroyos temporales que vierten a él, y es aquí donde uno se echa las manos a la cabeza, aparte de todos los efectos nocivos ya citados, reza la Ley de Aguas que “ se establece una limitación de uso de las tierras que comprende la zona de policía de los arroyos, anchura de 100 metros, perpendiculares a las riberas”, la nueva explotación directamente es colindante, no hay ni metros; entonces ¿ que uso se ha de limitar? Si no es una construcción para uno de los negocios más contaminantes, su correspondiente balsa de resíduos, el vertido al suelo de purines, sabiendo además que todo el entorno de la futura granja tiene una pendiente media del 15%... imagino que solicitar licencia para construir un quemadero de neumáticos en el Azoguejo también será lícito, valga la redundancia, puesto que a fín de cuentas la contaminación es la misma, aunque una más escandalosa que la otra.
 
Volviendo a las proyecciones de futuro de nuestra provincia, cualquier barbaridad como la relatada que se construya en la zona descrita ( el oeste de Otones ) tendrá estos efectos, y directamente terminará por cercenar las posibilidades de futuro de la cuenca del Pirón y la salud de sus habitantes, ya que tenemos en el límite la potabilidad del agua, niveles de 50 mg. de nitratos por litro de agua ( y en muchos puntos de la cuenca ya está superada ); ésta granja los aumentará no sólo en el acuífero, sino todo lo que va a escurrir por el río, además eutrofizándolo, con lo que adiós a la pesca, al agua potable y hasta al baño.
 
Desde luego, si queremos tener un futuro, el que sea, hemos de empezar a hacer algo. Contra éste atentado a toda Segovia ya se están empezando a recoger firmas en Otones, y por supuesto que, al ser afectados todos los que alguna vez beben, respiran o piensan desarrollar su futuro en Segovia, se les invita a participar, tanto con su firma como con cualquier apoyo que consideren oportuno.
 
Alberto Grasa Peinador.  
 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Economía


Noticia más leída sobre Economía:
LA FUNCION SOCIAL DEL TRABAJO.

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.096 segundos