Opinión: El desmadre y la molicie
Inmigración
Opinión. Alberto Grasa.
El desmadre y la molicie
 
Sabemos que algo va mal, que no hay una guía, que esto es un DESMADRE. Pero procuramos que no se nos note mucho, no sea que nos tachen de desfasados, energúmenos, casposos u otras lindezas por el estilo. Puede que estés pensando que el tema se arreglará solo, pues no va a ser así. A lo mejor crees que te podrás adaptar a los cambios, pero es que esto no son cambios a los que adaptarse, es el cambio total, en el que, siento decirte, es probable que sobres.


El otro día le oí decir a un amigo recién casado, que no tenía ni pizca de ganas de tener un hijo, no por no quererlo sino, por “no dejarle sufrir el mundo que se nos avecina”. Éste pesimismo nos embarga a muchos de la generación del relevo, los que hoy andamos entre los veinticinco y los cuarenta años, los que ya no esperamos con el ansia de antes al viernes para meternos un par de días de juega en el cuerpo; pero en nuestro fuero interno nos sabemos llenos de energía.
 
El ímpetu que guardamos lo desarrollamos en el trabajo y en, aunque nos tachen de pasotas, labrarnos un futuro, porque sabemos que la vida es la movida más guapa que existe, por encima de la del fin de semana. Pero … ¡ay!, cada día nos levantamos con menos optimismo, cada día nos gusta menos lo que vemos a nuestro alrededor. La hipoteca nos ahoga, el sueldo se recorta frente al precio del consumo en el que vivimos, los valores morales ( que aunque no lo parezca, los tenemos ) ya no existen como referente … nos quitan las ganas de luchar. Nos sabemos la generación del relevo, la que debería ya estar empezando a heredar España, pero no tenemos ni ganas, estamos desorientados, nos ha vencido LA MOLICIE.
 
Procuramos evitar los informativos, anestesiarnos con teleseries y “reality shows”, salir a un bar con los amigos y contar tonterías evitando comentar cosas políticamente incorrectas por si acaso pueden molestar a alguien. Por supuesto la política nos la trae al pairo, no es más que la tapadera de gangsters del pelotazo, el ladrillo y la comisión oculta.
 
Sin embargo sabemos que algo va mal, que no hay una guía, que esto es un DESMADRE. Pero procuramos que no se nos note mucho, no sea que nos tachen de desfasados, energúmenos, casposos u otras lindezas por el estilo.
 
Cada vez que el C.I.S. hace una encuesta sobre las preocupaciones de los españoles, siempre sale la inmigración, delincuencia, vivienda, paro, terrorismo; con lo que viene a demostrar que no estamos solos, que sentimos lo mismo que la mayoría de nuestros paisanos. Sin embargo la clase política nos intenta inculcar que sólo debemos preocuparnos por “realidades históricas”, integrar al extranjero, la macroeconomía que cada día va mejor, la delincuencia cada vez menor y el pequeño problema de la vivienda, siempre solucionable con créditos a cincuenta y cinco años. Pero …
 
Pero naciste en Cataluña, tu padre es gallego, tu madre extremeña y tu novia de Madrid; hablas Castellano o Catalán según te viene en gana y cuando tengas hijos quieres que estudien una profesión o una carrera, no inventos de nacionalidades.
 
Pero no estás a gusto con tu barrio convertido en una babel o la competencia laboral del inmigrante, recuerdas que España ya existía, y no se pasaba precisamente hambre, hace diez años, con cien mil extranjeros en vez de seis millones; y fue entonces, con tu sudor y el de los tuyos, amén de las ayudas de la U.E., cuando se pusieron las bases para desarrollar el potencial económico que aún tenemos hoy ( aunque durará poco ).
 
Pero tu propia economía pende de un hilo, y si pides ayudas de cualquier tipo, pretendiendo recibirlas porque tú, tus padres, tus abuelos, etc. han cotizado para que existan, te encuentras con que eres el último en una cola de extranjeros.
 
Pero gracias a los mafiosos legales que manejan la economía y embaucaron a la mitad del País con que la mejor inversión era el ladrillo hoy te ves pagando un cobertizo para toda la vida y con el peligro de un reajuste brusco de los precios de la vivienda que puede hacer que tu piso no valga ni los materiales de construcción.
 
Puede que estés pensando que el tema se arreglará solo, pues no va a ser así. A lo mejor crees que te podrás adaptar a los cambios, pero es que esto no son cambios a los que adaptarse, es el cambio total, en el que, siento decirte, es probable que sobres.
 
Si piensas que esto es catastrofismo, escucha: La razón que tienen para borrarnos en el anonimato de una sociedad multicultural y dividida en pequeñas taifas nacionalistas es mucho más fácil hacer lo que se quiera con el individuo, al que le toque la china no le va a ayudar nadie. ¿Crees que medrando económicamente te vas a librar? Pregunta a los dueños de lujosos chalets, robados, apaleados y a veces asesinados. ¿Piensas que la inmigración se integrará? Mira lo que está pasando en toda Europa, y aquí va a ser peor por la cantidad que está viniendo.
 
En España, debemos ser capaces de resucitar nuestra conciencia salvando separatismos inexistentes, aprendiendo de los errores del pasado. El sentido de gremio de oficios debemos recuperarlo para competir con la gran industria, favoreciendo la pequeña y mediana empresa que han sido los motores de España, siempre con un trato más cercano para con el trabajador.
 
Ahora tienes dos opciones: La primera es quedarte sentado para ver si se puede capear el temporal, nadando y guardando la ropa; pero el temporal se te llevará por delante y te robarán la ropa.
 
La segunda es hacer algo, en Iniciativa Habitable tenemos un hueco para ti, porque somos igual que tú. Ven a vernos y sacúdete le MOLICIE si quieres acabar con el DESMADRE.    
 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Inmigración


Noticia más leída sobre Inmigración:
Campaña en los barrios

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.105 segundos