Artículos: España, a la cola de Europa en número de titulados en Bachillerato y FP superior
Economía

España, a la cola de Europa en número de titulados en Bachillerato y FP superior

La Comisión Europea confirma que cada vez más jóvenes dejan el sistema educativo al terminar la ESO - El porcentaje de estudiantes que accede a ciclos superiores cae cinco puntos de 2000 a 2005.



Las cifras sobre la tasas de abandono escolar en nuestro país vuelven a hacer sonar las alarmas. Y es que, lejos de mejorar, cada vez son más los jóvenes españoles que deciden abandonar los estudios después de finalizar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Por ello, la tasa de estudiantes titulados en educación Secundaria Superior (Bachillerato y FP superior) ha descendido 4,6 puntos desde el año 2000. Esta tendencia sitúa a España en 2005 en el antepenúltimo puesto de los 25 países de la Unión Europea, de acuerdo con los datos publicados por Eurostat y difundidos ayer por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

   El año pasado, el 61,3 por ciento de los españoles entre 20 y 24 años poseía el título de Bachillerato o FP superior mientras que la media de la UE se situaba en el 76,9 por ciento. Esto coloca a España 15,6 puntos por debajo de la media del resto de países, sólo por delante de Portugal (48,4 por ciento) y Malta (48,1 por ciento), según se desprende del informe «Youth education attainment level».

   Furgón de cola. El año pasado, los niveles más altos de titulados en enseñanzas equivalentes a Secundaria Superior correspondían a varios países del antiguo Bloque del Este, con Eslovaquia a la cabeza: un 91,5 por ciento de titulados y 30,2 puntos de diferencia sobre España.

   Tras este país, se encuentran Eslovenia (90,6 por ciento), República Checa (90,3) y Polonia (90). A éstos les siguen Suecia, con un 87,8 por ciento; Irlanda, con un 86,1; Austria, con un 85,9; Lituania, con un 85,2; Finlandia, con un 84,8; Grecia, con un 84; Hungría, con un 83,3; Francia, con un 82,8; Letonia, con un 81,8; Estonia, con un 80,9; Chipre, con un 80,7; Bélgica, con un 80,3; y Reino Unido, con un 77,1 por ciento.

   Por debajo de la media (76,9 por ciento) están Dinamarca, Holanda Italia, Luxemburgo y Alemania, y al final de la lista aparecen España, Portugal y Malta.

   El hecho de que Malta y Portugal únicamente alcancen un 48 por ciento (13,3 puntos menos que España) «no puede servir como consuelo para el pobre resultado de nuestro país» con el «agravante» de que ha empeorado en lugar de mejorar, afirmó en un comunicado el IEE. Mientras que en 2000 el 65,9 por ciento de los españoles de entre 20 y 24 años tenía, al menos, Bachillerato o FP superior, en 2005 la cifra se redujo al 61,3 por ciento en estas titulaciones. Además, mientras la mayoría de los países comunitarios cuenta con una buena formación de los jóvenes, éste no es el caso de España, «que sigue suspendiendo año tras año esta asignatura», añade el IEE.
   Antes de la ampliación de la UE, cuando eran 15 los países que la formaban, la media era inferior a la actual y se situaba en el 74,1 por ciento. Tanto esta media como la de la Europa de los 25 han subido seis décimas en el plazo de los cinco últimos años. Asimismo, la Unión Europea se ha propuesto para el año 2010 aumentar el número de jóvenes que cursan la educación Secundaria Superior hasta un 85 por ciento, es decir, 9,9 puntos más que la media actual.
   Comunidades autónomas. El caso es que las diferencias educativas no sólo se producen entre los distintos países de la Unión, sino que también tienen su fiel reflejo entre comunidades autónomas. Así, mientras que el 70 por ciento de los jóvenes del País Vasco se matricularon en educación secundaria postobligatoria en el año 2004, sólo lo hicieron el 47 por ciento de los estudiantes de Melilla y el 47,9, de Baleares, según revelaba un reciente estudio -denominado «Desigualdades tras la educación obligatoria: nuevas evidencias»- elaborado por la Fundación Alternativas.
   Según los responsables de la investigación, las comunidades del arco mediterráneo -Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia-, presentaban mayores tasas de abandono debido, en parte, a la mayor facilidad que encuentran los jóvenes a la hora de obtener un empleo en estas zonas. Asimismo, el estudio resaltaba que existe una diferencia de 15 puntos entre mujeres y hombres, a favor de las primeras.

   La clase social y los estudios de los progenitores también influyen a la hora de continuar o abandonar la enseñanza no obligatoria. El acceso a este tipo de educación de los hijos de profesionales de grado superior asciende al 85 por ciento, mientras que en las familias de trabajadores manuales, cualificados y no cualificados, se sitúa en el 52 y en el 27 por ciento, respectivamente.

   Los investigadores argumentaron, además, que si la generación actual posee un bajo nivel educativo se debe a que sus padres también lo tienen. Por último, el informe también recogía que cuantos más hermanos hay en una familia, menos estudia cada uno de ellos. Cada hijo supone un gasto para las familias, algunas de las cuales prefieren intercambiar calidad por cantidad, es decir, los que tienen muchos hijos tienden a que estudien poco y viceversa.
   La reducción del fracaso escolar en la Educación Secundaria Obligatoria contribuiría a mejorar las probabilidades de continuidad en el sistema educativo de los grupos sociales que no continúan la enseñanza postobligatoria, explicaron.

   Fracaso escolar. España no se libra tampoco de los malos resultados de la Educación Secundaria Obligatoria. Una cuarta parte de los estudiantes españoles no consiguen el título del graduado en Secundaria, lo que resalta la elevada tasa de fracaso escolar en nuestro país. Este porcentaje varía entre un 22 y un 34 por ciento según la comunidad autónoma. De hecho, casi tres de cada diez alumnos no alcanzan el nivel mínimo que exige la educación básica.

   Como factores determinantes en los resultados escolares, se encuentran el grado de cohesión social, el buen funcionamiento de los centros, los sistemas de formación, selección y actualización del profesorado. Respecto a esto último, España tiene los docentes mejor pagados, después de Portugal y Alemania, mientras que los peor retribuidos son los de Dinamarca, Suecia, Italia e Irlanda, y en especial, los de los antiguos países del Este.

   Diversos informes también recuerdan la escasa inversión pública en educación en nuestro país. En España, el gasto medio por alumno se encuentra en 1,3 puntos por debajo de la OCDE, a gran distancia de países como Dinamarca, Italia, Suecia o Francia,y apenas por delante de Polonia o Portugal.

   Uno de los problemas crecientes, y ligado a esto, es el aumento de la violencia en las aulas, y la llegada masiva de población inmigrante a las escuelas, estudiantes que engrosan las mayores bolsas del fracaso escolar, algo que afectará a los sistemas educativos europeos.
 
 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Economía


Noticia más leída sobre Economía:
LA FUNCION SOCIAL DEL TRABAJO.

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.
Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.213 segundos