Artículos: ¿Terminarán las pésimas políticas de integración por condenarnos a vivir separad
Puerta de Europa
El futuro que no deseamos para Europa.
 
 ¿Terminarán las pésimas políticas de integración por condenarnos a vivir separados? En Holanda un colegio ha tenido que separar la entrada para holandeses de la de inmigrantes.
La sociedad holandesa se ha cansado del multiculturalismo y el caso de este centro de primaria es el reflejo de una convivencia muy difícil Aunque las apariencias engañan un poco, lo cierto es que un colegio de la simpática capital cultural de Holanda tiene dos puertas, una para los niños holandeses y otra para emigrantes. ¿Se han establecido en Holanda las leyes de segregación racial que se creían superadas? Nada de eso. Pero la política del multiculturalismo que rigió la vida social de este país las últimas décadas desaparece poco a poco.


El diario De Volkskrant publicó esta semana la historia de un colegio público en el barrio de Oostelijk Havengebied, en Amsterdam, en el que, de hecho, se habían habilitado dos entradas. Una por la que llegaban los holandeses y otra por la que entraban los demás, parte de un conglomerado de razas y mestizajes. Una vez conocido el caso, lo más relevante es que no sucedió nada.

Naturalmente, no se trata de una decisión deliberada, sino una consecuencia de la situación en la que se encuentran los distintos grupos étnicos en Holanda.

El colegio en cuestión se quedaba sin alumnos, precisamente porque la mayoría pertenecían a familias de emigrantes y los padres holandeses se resistían a enviar a sus hijos porque la calidad de la educación sería inferior. Hasta el punto de que en las aulas sólo quedaron niños extraeuropeos y medio colegio estaba vacío. Al mismo tiempo, la conocida organización «Montessori» quería fundar un colegio y alquiló una planta en las instalaciones que sobraban al centro público. Pero para que los padres aceptasen llevar a sus hijos, exigieron una entrada separada que evitase el contacto con el «otro» colegio.

«Evolución de la población»

Para Robin Gerrits, el periodista que descubrió esta situación no se trata de un caso de racismo, dice que se trata en realidad «de una consecuencia de la evolución de la población» en este barrio de la ciudad.

Los responsables de los dos colegios reconocen abiertamente que primero los padres holandeses habían abandonado el colegio ya que la presencia de los emigrantes hacía isminuir la calidad de la enseñanza y que después también han diso las familias holandesas las que  han impuesto que el nuevo colegio se mantenga separado. ¿Pueden los hijos de una familia emigrante acceder al nuevo colegio? La respuesta es sí, eso si, siempre que cumplan las reglas que marca el colegio.

Ninguna integración

Y el hecho innegable, como se decía en la información de De Volkstran, es que «en Amsterdam hay una escuela primaria que tiene niños autóctonos y no autóctonos bajo un mismo techo. Pero no existe integración entre ellos: tienen cada uno su puerta». Ninguna respuesta social ni escándalo público por ello. En Holanda, casos como el terrible asesinato del del cineasta Theo van Gogh a manos de un ciudadano de origen marroquí pero nacido en Holanda han vuelto a los ciudadanos desconfiados, y la sociedad que durante años se ganó una reputación de ser la más confiada de Europa está cambiando claramente.
 
 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Puerta de Europa


Noticia más leída sobre Puerta de Europa:
Irlanda, un nivel de inmigración cuatro veces superior a los Estados Unidos.

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.
Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.106 segundos