Artículos: Francia, Dinamarca, Holanda, Iltalia …… Los disturbios alcanzan toda Europa
Seguridad Ciudadana

 

Los conflictos protagonizados por inmigrantes islámicos alcanzan las principales capitales europeas. A continuación te ofrecemos los siguientes artículos para que conozcas la cronología del problema.

  • Disturbios provocados por jóvenes inmigrantes en Aarhus, Dinamarca
  • Nueve noches de disturbios en Paris protagonizados por jóvenes inmigrantes
  • Romano Prodi vaticina en Italia incidentes similares.
  • La claudicación de la legalidad; 'Hermanos mayores' median en disturbios en suburbios de París
  • Cronología de la ola de violencia que sacude París



Disturbios provocados por jóvenes inmigrantes en Aarhus, Dinamarca

La alameda de Rosenhøj lleva varias noches seguidas de disturbios, los peores en muchos años en el área de Århus, 'Esta zona nos pertenece' reclaman los jóvenes inmigrantes. Sus palabras suenan como una declaración de guerra en la sociedad danesa. La policía debe permanecer fuera. El área pertenece a los inmigrantes. Durante tres noches seguidas estos grupos de jóvenes han asaltado e intentado quemar un restaurante y otras tiendas de la zona. Alrededor del parking, los coches con los jóvenes de la comunidad inmigrante salen en enjambre, saludándose unos a otros por lo que consideran una victoria. Levan bolsas de deporte llenas de piedras y latas con gasolina. Según han comentado algunos de estos jóvenes a los periodistas, estos disturbios se venían planeado desde hacia tres semanas, es por eso por lo que la policía solo consiguió detener a dos personas el pasado sábado.

Nueve noches de disturbios en Paris protagonizados por jóvenes inmigrantes

La novena noche consecutiva de disturbios en Francia, la más violenta, ha finalizado con casi 900 coches incendiados. Grupos de jóvenes incendiaron vehículos, apedrearon a enfermeros y quemaron una guarderia tras la novena noche de violencia que se extendió desde los suburbios de París hacia poblaciones de toda de Francia,

El ministro francés del Interior, el judio Nicolas Sarkozy, ha asegurado que el Gobierno 'es unánime sobre la firmeza' frente a los disturbios que se amplifican en la periferia de París y se extienden por el resto del país y se defendió de las críticas de haber provocado a los violentos. 'Todo el mundo debe entender que quemar un vehículo es injusto para el propietario del vehículo y puede costar caro en términos de condenas.

El Gobierno es unánime sobre la firmeza', declaró Sarkozy al término de una reunión del primer ministro francés, Dominique de Villepin, con ocho de sus ministros. El titular de Interior afirmó que 'el Estado republicano no puede aceptar la violencia' que 'no aporta nada a nadie'. En un artículo que publica el vespertino Le Monde, Sarkozy se defiende de las abundantes críticas recibidas, incluidas las demandas de dimisión por parte de buena parte de la oposición de izquierdas, y afirma que 'la estrategia que aplica este Gobierno desde hace cuatro años es la buena (...) y la única que ha dado resultados'. Sarzoky ha cargado contra la política 'angélica y calamitosa' de la izquierda que le precedió.

El líder del partido conservador UMP carga contra la 'política angélica y calamitosa' de la izquierda que le precedió en el Gobierno y la contrapone a los resultados de su Ejecutivo: una reducción del 8% de los delitos registrados en dos años. Al mismo tiempo, denuncia el estallido de violencia de los últimos días, en el que 'individuos sin orden ni ley no dudan en disparar con balas reales sobre los representantes de la República, saquean, pillan y queman escuelas'. El padre de uno de los dos adolescentes cuya muerte hace nueve días desencadenó los disturbios lanzó hoy un llamamiento a la calma, en un acto con dirigentes de la comunidad musulmana de las localidades de Clichy-sous-Bois y Montfermeil. Esos líderes, para tratar de conseguir una vuelta a la calma, solicitaron que el Gobierno 'pida perdón' y dé explicaciones tanto sobre la muerte de los dos adolescentes, electrocutados en un transformador eléctrico en el que se habían escondido, como del lanzamiento de una granada lacrimógena al interior de una mezquita.

Bandas armadas atacaron ayer a balazos un camión destruido, prendieron fuego a una bodega e incendiaron 44 autos en un lote ubicado en Suresnes, al oeste de París. Hubo incendios intencionados en la ciudad norteña de Lille, en Tolouse, en Rouen, al suroeste del país, en el oeste y prácticamente en toda la nación en la segunda noche de violencia en zonas fuera del área metropolitana de París. Por otro lado, las autoridades en la región de Yvelines, al oeste de París, informaron que por lo menos 60 vehículos fueron incendiados al igual que un jardín de infantes, reducido a cenizas.

Romano Prodi vaticina en Italia incidentes similares

Pese a que en Italia aún no se ha registrado incidente violento alguno similar a los que en estos días se viven en los barrios marginales de París, los políticos italianos han vaticinado hoy la llegada de los disturbios. El primero en llamar la atención sobre la situación ha sido el líder del centroizquierda, Romano Prodi, quien en un acto político en Bolonia ha afirmado: 'tenemos las peores periferias de Europa. No creamos que somos diferentes de París; es sólo una cuestión de tiempo'. Tras asegurar que los arrabales italianos son 'una tragedia humana', ha advertido de que 'si no se hacen intervenciones serias, en el plano social' habrá en Italia 'París por todas partes'. Prodi ha explicado que las condiciones de vida e infelicidad se dan incluso en los barrios de las afueras en los que 'sólo viven italianos'.

 'Hermanos mayores' median en disturbios en suburbios de París

Estos trabajadores sociales, entrenadores y otros mentores desempeñan un papel central en los vecindarios pobres, cuidando a los adolescentes violentos, en su mayoría hijos de inmigrantes africanos, que rechazan a docentes y policías, a quienes identifican como integrantes de una parte mayoritaria y opresiva de la sociedad francesa.

El lunes se pudo ver a hombres llamando a los manifestantes a calmarse en nombre del Islam, lo que fomentó un debate sobre si los radicales musulmanes estaban explotando la frustración de los jóvenes de los suburbios, muchos de los cuales son oriundos de África del Norte. 'La supuesta mediación de los hermanos mayores gritando Allahu Akbar (Dios es lo más grande) es una señal entre muchas de la capitulación de las legítimas autoridades.

El ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, cuya política incluye una dura respuesta policial y diálogo con los 'hermanos mayores', tuvo que defenderse en una entrevista radial de las acusaciones que indican que ha permitido a los musulmanes que organicen sus propios escuadrones de seguridad. 'Trabajamos con mediadores en estos vecindarios', dijo. 'Cuando los manifestantes y la policía se enfrentan frente a una mezquita, no es inusual que el imán salga y pida calma', agregó. Dalil Boubakeur, director del Consejo Musulmán oficial de Francia, sostuvo que las autoridades extraoficiales, como los imanes y los 'hermanos mayores' son un hecho en la vida de los musulmanes de los suburbios pobres. 'Esto ha fomentado algunas desconfianzas en los medios periodísticos', dijo. 'Pienso que los vínculos que ayudan a integrar a estos jóvenes deberían ser cultivados'.

Los 'hermanos mayores', término empleado para referirse a quien desempeña un rol de mentor para los jóvenes desamparados, son respetados y en ocasiones temidos en los vecindarios pobres donde la autoridad oficial es menospreciada y las estructuras familiares están en tensión.

Cronología de la ola de violencia que sacude París

27 de octubre. Dos adolescentes de Clichy-sous-Bois, Bouna Traore, de 15 años, y Zyed Benna, de 17, mueren electrocutados dentro de una subestación, donde se escondieron al creerse perseguidos por la policía. Un tercer adolescente resulta herido. Unos doscientos jóvenes comienzan los disturbios. Quince vehículos son incendiados.

28 de octubre. En el barrio parisino de Chene-Pointu unos 400 jóvenes se enfrentan de madrugada a unos 250 a 300 policías. Siete agentes resultan heridos leves. Una treintena de vehículos son incendiados.

29 octubre. Unas 500 personas marchan en silencio en tributo a los fallecidos.

30 de octubre. El ministro de Interior, Nicolás Sarkozy, niega que los policías persiguieran a las víctimas y defiende la 'tolerancia cero' en violencia urbana. Varios escuadrones de gendarmes son enviados a Clichy-sous-Bois. Los alborotos repuntan en otras zonas como Clychy, Montfermeil y La Forestiére, donde fue lanzada dentro de una mezquita una granada lacrimógena del tipo utilizado por la policía. Seis agentes resultan heridos leves y once personas detenidas.

31 de octubre. Los disturbios nocturnos en varios lugares cercanos a París dejan un saldo de doce detenidos y varios vehículos y contenedores incendiados. La Policía asegura tener controlada la situación, tras el despliegue de 400 agentes anti-disturbios.

1 de noviembre. Durante la noche, la violencia se extiende a los departamentos de Seine-et-Marne, Yvelines y Val-d'Oise, donde pequeños grupos en constante movimiento acosan a la policía. Unos 60 coches son incendiados y 12 personas detenidas.

2 de noviembre. Un tribunal de Bobigny (cercanías de París), dicta condenas de hasta diez meses de cárcel en juicios rápidos contra algunos detenidos. Numerosos edificios sufren actos vandálicos: un centro comercial, un parvulario, una comisaría, un cuartel de bomberos y un garaje. Una explosión de madrugada causa importantes daños en una oficina de impuestos en Blaye (norte de Burdeos). Se registran cuatro disparos de bala, dos contra policías y otro contra bomberos. Unos 315 coches son incendiados en una veintena de localidades cercanas a París. En esta séptima noche de disturbios, hubo 41 detenciones. Los detenidos hasta esa fecha son 135, de los que 98 quedaron bajo custodia policial.

4 de noviembre.Unos 400 vehículos son incendiados en la octava noche de enfrentamientos, de ellos 150 en el departamento de Seine-Saint-Denis. En Trappes un fuego provocado en un garaje calcina 27 autobuses. Los disturbios se extienden a otras ciudades como Dijon (centro-este), y a los departamentos de Bouches-du-Rhone (sureste), Cote-d'Or (este) y Seine-Maritime (noroeste).

5 de noviembre. La novena noche consecutiva de violencia en Francia se salda con 200 detenidos y unos 750 coches incendiados. Los disturbios causan cada vez más daños materiales y se extienden por buena parte de la geografía francesa. Anteriormente, Villepin se reunió

 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Seguridad Ciudadana


Noticia más leída sobre Seguridad Ciudadana:
MADRID: LOS DIEZ BARRIOS DE LA LISTA NEGRA

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.
Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.098 segundos