Artículos: Avalanchas en Melilla «Por mucho que la suban, no nos iremos»
Inmigración

Hay una frase en la mente de todos y en boca de algunos menos. «Por mucho que suban la valla, los subsaharianos no se irán». El resultado del último «ataque» -como se refieren los propios inmigrantes a las intentonas- es la mejor garantía de que las avalanchas se van a seguir produciendo. Saben que yendo en grandes grupos serán más los elegidos. Es la técnica del desbordamiento. Ni la Guardia Civil, ni los «mehanis» (Fuerzas Auxiliares) de Marruecos pueden con varios centenares de subsaharianos que hacen oídos sordos a los disparos de fogueo y a las pelotas de goma.



Desde que en agosto del año pasado los inmigrantes empezaran a poner en práctica este nuevo método para alcanzar tierras españolas ha habido decenas de asaltos en masa. Los jóvenes, que antes habitaban el campamento del monte Gurugú y ahora vagan por el bosque de Rostrogordo, se reúnen en una especie de cónclave internacional. Cada grupo, generalmente organizado por países, cuenta con sus responsables. Fijan fecha, horas y lugares para acercarse a la doble verja. Hacen acopio de escaleras -al menos una por cada tres personas- y guantes de jardinero y, cuando cae la noche, la adrenalina se desparrama.

Bien informados

Lo que ocurrió en la madrugada de ayer fue lo nunca visto. Según cifras oficiales, unos cien inmigrantes lograron dar el salto al otro lado ante la impotencia de la Guardia Civil, que se encuentra en máxima alerta por el incremento de este tipo de avalanchas en las últimas semanas.

Los jóvenes, que a menudo conocen la ley mejor que los propios españoles, saben que no llegan a tiempo para acogerse al proceso de regularización. Pero también saben que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla no se estira como el chicle y, además, es eso, temporal. Tras unas semanas de aparcacoches en la Ciudad autónoma serán trasladados a la Península, donde su estancia en el limbo de la legalidad -por más que se haya aprobado el nuevo reglamento de Extranjería- puede terminar en el mejor de los casos con otra regularización. Cuesta mucho entrar, pero tampoco es fácil que te echen, como recalcan muchos de los que esperan dar el salto.

 

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Inmigración


Noticia más leída sobre Inmigración:
Campaña en los barrios

Opciones


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.
Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004 por Truzone.
Página Generada en: 0.085 segundos